-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire] (everyueveryme) wrote,
-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire]
everyueveryme

SI NO TE DEJAN ENTRAR...

Durante las DOS HORAS D’BRAYAN siempre recibimos quejas de personas que son humilladas en las entradas de algunos antros. El público se queja de los cadeneros, del personal de seguridad, etc. Y conociendo a la clase de personas (les llamaré así) que están encargadas de la organización y “seguridad” de los antros...no me queda otra mas que solidarizarme. A mi nunca me ha tocado ese tipo de humillación (el de la cadena) por varias razones: a) nunca voy a esos antros a “divertirme” b) cuando tengo que ir es porque tengo el compromiso de tocar con una banda o poniendo discos. Pero no se crean. A los que no somos rock stars también nos toca nuestra dosis de humillación y bilis derramada.
Les contaré algo que el público casi nunca ve:
Es obvio que la banda o el pincha discos tiene que llegar unas horitas antes para colocar equipo, probarlo, etc. A veces, sobretodo cuando “el artista” es exitoso y/o muy conocido, tiene staff-roadies-secres que colocan el equipo y lo prueban por el. Pero cuando tu banda o proyecto no es tan económicamente exitoso, pues lo haces tu mismo.
Entonces, batallas con la cargada de tu equipo, con el tráfico, con el estacionamiento (si vas a tocar en el centro de la ciudad...olvídalo, cabrón!, salte con dos horas de anticipación). Los “organizadores” te citan 3 horas antes...pero NUNCA le avisan a sus estúpidos que llegarás 3 horas antes. NUNCA.
Los guitarristas no tienen tanto pedo, se echan su lira al hombro y hasta en metro se pueden ir pero...los bateristas?!. Ese si que es un pedo. Pero bueno, ya batallaste con semáforos descompuestos, conductores estúpidos, el tráfico, la cargada y acomodada de tu equipo en tu carro. Y por fin..llegas al antro. Todo un logro, una hazaña, dejaste coraje, bilis, lágrimas, stress y cansancio atrás.
Y entonces...viene “The Ultimate Humiliation”, tu peor pesadilla, la prueba suprema a tus mecanismos de defensa: los gueyes de la puerta trasera del antro.
Antes, el dialogo era mas o menos así :
-Subnormal 1: No puede pasar.
-WAR: Si, ya sé. Pero traigo equipo del grupo. (Siempre me ha dado pena decir que “Soy del grupo y voy a tocar esta noche aquí”).
-Subnormal 1: Ajá, esteeee...pero ‘orita no puede pasar nadie.
-WAR: Si, supongo, pero hay que montar la batería y aquí la traigo y...
-Subnormal 1: A ver, permítame. Oyes, Joel, llama al Nico porque aquí hay una persona con equipo que quiere entrar y...
-Subnormal 2: No está el Nico, anda con el Juan de Dios
-Subnormal 1: No, esteee...pues es que no puede pasar.
Entonces te pones a su nivel y utilizas frases como “ira, lo que pasa es que” y “carnal”. Por ejemplo...
-WAR: No, ‘ira, lo que pasa es que me citaron aquí a esta hora, carnal y...
-Subnormal 1: Si, yo lo sé pero es que ‘orita no hay nadie que pueda autorizar el atseso.
Asi dícen: atseso.
Entonces, toda la bilis derramada, el stress, el esfuerzo, el ansia, la cargada...no sirvieron de nada. Bonito, verdad?.
Hoy, ya con un cansancio psicológico crónico de mi parte, el dialogo es mas o menos asi:
-WAR: Buenas noches, vengo a montar la batería.
-Subnormal 818: Si, mire, lo que pasa es que ‘orita no, no se puede pasar...
-WAR: Bueno. Gracias.
Y entonces me voy a mi casita a dormir calientito en los brazos de una linda chica.
Claro, entonces el “organizador” dirá que yo soy un cabrón, que me vale verga el compromiso, el público, que me va a demandar, que etc etc etc.
Y esto ha pasado siempre, según los testimonios de algunos colegas músicos y pincha-discos. Y nunca se ha remediado porque uno piensa en el público, en los compañeros de banda, o en el tan maricón “pus es que ya estamos aquí”...y aceptas y tocas.
Así que a todos los que “organizan” tocadas y fiestas y dejan este pequeño detalle de lado pueden ir a chingar a su madre sin necesidad de discutir. Los subnormales no tienen la culpa. Ellos están programados para obedecer a su amo, no tienen remedio ni sentido común. Sería una necedad tratar de hacer que entiendan.
Nada más se los quería contar. Desahogar.
La moraleja es sencilla: SI NO TE DEJAN ENTRAR...VETE.
Siempre hay lugares donde si te dejarán entrar. Personas que si te dejarán entrar. Que te reciban con una sonrisa y no con una mirada amenazadora. Y si dejan de hacerlo...VETE.
WARpig
*© 2004-20_ _ El WARpig. Texto originalmente publicado en la sección Lo Peor De La Semana, dentro de la página web de Las 2 Horas D’Brayan, del sitio de RadioActivo 98.5 FM (que en gloria está). Reproducido en este espacio por el amable consentimiento del autor. Lo que quieran con él, en www.LostAcapulco.com.
Tags: warpig
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments