Música Angelical - L.S.D. - Letras Sin Desperdicio
-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire]
To Love/To Honor/To Kick/And To Bite!
-U! a.k.a. Uriel A. Duran [Artist For Hire] ::EXTRAS:: ::This LJ:: RSS .:. Atom XML .:. Feedburner
::Also Posting At:: Gruñidos & Murmullos .:. Bitácora De Vuelo .:. The Red Project
::Outer Cyberspace:: Zazzle Shop .:. Remix .:. Fatalysia .:. Fatalysia LJ .:. Big Iron .:. El Taller Secuencial .:. Las 100 Razones Por Las Cuales No Existen Superhéroes Mexicanos .:. Mojizu .:. FFFFOUND! .:. Flickr .:. Blogmarks .:. MySpace .:. Twitter .:. LinkedIn .:. Formspring .:. Google Profile .:. ComicSpace .:. 43 Things .:. LibraryThing .:. LastFM .:. iCheckMovies .:. Behance .:. Vimeo .:. Technorati
  Saturday, November 24th, 2007 08:32 pm

La tienda tenía un aspecto de descuido,pero eso siempre es algo normal de toda tienda de chácharas de segunda mano.Cajas y muebles apilados y cubiertos de polvo,luz tenue,olor a bolas de naftalina...nada fuera de lo normal.Hasta Don Albino,el dueño,hacía juego con la decoración:su ropa era tan pasada de moda como los cachivaches que vendía.

"Puede mover las cosas para ver mejor lo que hay detrás,jovenazo",me dijo.Le di las gracias,y me dediqué a husmear.

Creo que llevaba una media hora ahí metido,cuando un bulto grande me llamó la atención.Estaba arrinconado en una esquina donde no llegaba la luz.Sólo hasta que me acerqué,pude distinguir que era una sinfonola cubierta por una sábana de fieltro ya algo desgastada.A juzgar por su estilo cuadrangular,seguramente debía de ser un modelo de la década de los 30's,de los que usaban discos de resina de 78 revoluciones,antes de que se impusieran las más clásicas de discos de vinyl.Recordé que mi abuela alguna vez me había contado de ellas.

Para cuando me di cuenta,Don Albino ya estaba detrás de mí,sobresaltándome un poco.
"Es una chulada,¿verdad?"
"¿Aún funciona?",pregunté.
"Bueno..." dijo el viejo mientras se rascaba la barbilla,"es medio regega.Funciona conmigo si le echo unas monedas,pero se niega a tocar música para los demás".
Acto seguido,destapó por completo el aparato.Luego,tomó un alhajero que estaba encima de la sinfonola,y sacó algunas monedas viejas.Le echó una y el aparato cobró vida.Tras zumbar un poco y encender sus luces,sonó el inconfundible scrath de un disco viejo,seguido de unos rasgueos animados de guitarra,y una voz melodramática que al principio no identifiqué.

"Qué me importa de la vida/Si nadie me va a llorar./Quien me lloraba se ha muerto/Y esa muerte me ha mata'o./Desde entonces desafío/Al jilguero y al zorzal/Quien mejor cantando ahoga/las tristezas de su mal",cantó el vocalista.
"Ah, 'El Tango De La Muerte' con el viejo Carlos Gardel.Seguro ha oído de él",dijo Don Albino con una ligera nostalgia,como si la canción le tocara algunas de sus fibras más internas.
Cuando el disco se terminó,sonó el rechinar de varios engranes que devolvieron al disco a su lugar original.Don Albino se quedó ido por un instante,como si el sonido achacoso de la maquinaria fuera parte de la canción.Después de soltar un ligero suspiro,el viejo me dió otra moneda.
"A ver,ahora inténtelo usted...",me dijo.
No le vi mucho sentido,pues ya había visto que la máquina funcionaba,pero después de haberme conmovido un poco con sus actitudes,quise darle gusto al anciano.Eché la moneda,y el aparato volvió a funcionar.

"¡Ah,caray!" Don Albino exclamó totalmente asombrado.Una inconfundible ola de clarinetes y metales a ritmo de swing emanó de la bocina con una gran estridencia.
"¡'De Buen Humor'! ¡La de original Glenn Miller! Te quiso tocar 'De Buen Humor'...Ah...mira,sé que sonará como una locura pero...esta sinfonola está...encantada".
Estuve a punto de soltar una carcajada escéptica,pero entre el tuteo repentino y la seriedad de Don Albino,me inhibí.Él notó en todo caso mi desconcierto.
"Mira,¿Has oído ese viejo adagio de que la música es el idioma de los ángeles?"
"Eh...creo que sí..." le respondí, "Pero,¿Qué tiene qué ver?"

"Desde el origen de la humanidad,cada determinado tiempo,algunos son elegidos para guardar los registros celestiales..." declaró Don Albino.
"Mire,no quiero ofenderlo,pero la verdad soy ateo",le interrumpí con toda la honestidad de mi repudio a los sermones religiosos."Pero no necesita convencerme,quiero la máquina ¿Cuánto quiere por ella?"
"Hijo,no te la estoy vendiendo:te la entrego.Esta maquina estaba destinada para tí,así como tú estás destinado para ella.Pero déjame terminar de explicarte,para que puedas saber qué hacer con el aparato".
Como la condición para que me la regalara parecía ser sólo el tener que tolerar su nueva familiaridad y escuchar su discurso,me armé de paciencia y lo dejé seguir.
"Bueno,te decía",continuó más sereno,pero sombrío "algunos son elegidos por el destino para guardar los registros del universo y la vida,para que se conserven por toda la eternidad.Esta sinfonola es parte de esos registros,como muchos otros que hay.Pero esta máquina es muy especial,pues alberga el alma del lenguaje de los ángeles,tanto los de la luz,como los de la oscuridad".

Ahí fue cuando ya de plano no aguanté la risa.

"Por favor,esta máquina la construyeron en el siglo XX.Es vieja,sí,pero ni que fuera una reliquia bíblica".
"Deja te lo explico mejor" me digo el viejo,mientras se sentaba en una pila de revistas viejas,evidentemente cansado."Cuando el mundo fue creado,antes que la luz,hubo sonido.Luego,el sonido se albergó en un instrumento primitivo de nuestros ancestros...quizá una caracola vacía o un par de huesos que se golpeaban entre sí.Cuando fue hora de que la humanidad evolucionara a un nivel más avanzado,la esencia del sonido se alojó en un nuevo instrumento más avanzado,y así sucesivamente".
"Pero entonces eso no tiene sentido" repliqué."Es decir,¿porqué detenerse en la sinfonola? Hoy tenemos iPods y microchips de audio,y antes de eso,hubo cassettes y sintetizadores".
"Ah,eres muy listo.Verás,tienes razón,hay instrumentos y aparatos más modernos que también tocan música...pero carecen de alma.El sonido,y la música especialmente,necesita de gente que la aprecie a ella...y a quienes la hacen,y a sus instrumentos.Un alma no puede reencarnar en un cadáver hueco,necesita calor y cariño para vivir" dijo Don Albino."Hoy la gente ya no aprecia sus cosas ni su música,sólo las usan y esperan a tirarlas y cambiarlas por las versiones más nuevas.Y esta máquina,no sólo es de una época donde la gente se reunía específicamente a escucharla,sino que hablamos de que esa gente estaba dispuesta a pagar unas monedas aunque fuera por sólo una canción.Esta sinfonola también fue la primera en su serie en salir de la fábrica.Fue creada con mucho amor,esperanza e interés de llevar música a quienes no podían ir a ver a los músicos en vivo.Ese cariño bastó para hacerla un vehículo para que los ángeles se canalizaran".

Ante tal lógica,sólo me quedé callado.A Don Albino empezó a faltarle un poco el aire,pero supuse que era normal para su edad y la emoción que le daba a sus palabras.

"Hijo" me dijo,"esta vieja máquina,sólo tocará para quien está destinada.Durante años,yo fui el único que podía hacerla funcionar.Como la espada del rey Arturo,muchos lo intentaron,y ninguno lo logró antes que tú.Nunca podrás ser capaz de abrirla para cambiar los discos,pero no hará falta,pues las canciones cambiarán solas".
"¿Debo creer que la máquina tiene...voluntad propia? Bien,si usted lo dice,le creeré...".
"No necesitas creerme,ya lo verás y sabrás a su tiempo.La sinfonola tocó para tí 'De Buen Humor'.La única otra ocasión que lo hizo,fue hace ya más de 40 años,cuando la tocó para mí..."
"O sea que..." pregunté.
"Esa es la canción de los ángeles de la oscuridad.Aunque es una tonada alegre,no hay que olvidar que Glenn Miller dirigía una banda militar.Pero,la cosa más bien es que,aparte de que sólo tú podrás hacer funcionar el aparato,si deseas saber qué cosas ocurren y ocurrirán,la sinfonola tocará una canción específica,para que interpretes su mensaje.Es un lenguaje confuso,así que tendrás que poner mucha atención a la música y las letras".

Las campanadas de un reloj de péndulo nos devolvieron a ambos a la realidad.
"Bueno,ya es hora...de que cierre la tienda" dijo Don Albino mientras pesadamente se ponía de pie y se sacaba un block de notas del bolsillo.
"Hijo,ten.Llena una nota con la suma que quieras,nomás para hacer la finta de venta con los de Hacienda.Anótame también tu dirección acá,y haré que recibas el aparato esta misma noche en tu casa".
Mientras escribía la nota,Don Albino tomó el teléfono el mostrador,y se comunicó con un tal Román.
"Sí Román,de favor.Ya sabes que no importa qué tan lejos,yo pago las casetas y la gasolina,si es necesario".
Apenas había acabado de escribir mi dirección en otro pedazo de papel,cuando el tal Román y otros 2 cargadores entraron a a tienda.Román se dirigió a Don Albino y las presentaciones pertinentes se hicieron.
"Está de suerte patrón" dijo Román "Estábamos ya por irnos cada quién a su casa cuando Don Albino llamó"
"Bueno,si les parece,me adelantaré a mi departamento,para hacerle espacio a la sinfonola" dije.
"Usted ordena,patrón,ahí lo vemos en un ratito" dijo Román mientras se volteaba a supervisar a sus chalanes.Sin embargo,no evité notar que Román y Don Albino intercambiaban unas miradas tristes,entre resignación y alivio.

En menos de 20 minutos,los cargadores ya estaban en mi casa,con la sinfonola.Tras acomodarla en una esquina de la sala,me dispuse a enchufarla.
Román gritó:"¡No!"
"¿Hay algún problema?" dije "Este cachivache necesita luz para funcionar".
"No funcionará si la enchufa" dijo Román.
"¿También se creyó los cuentos de Don Don Albino?",le pregunté escéptico.
"No son cuentos patrón...¿O qué,acaso vió que Don Albino enchufaba la máquina?"

Sentí un escalofrío al caer en cuenta de ese detalle.Don Albino nunca la conectó.

"Vea nomás..." me dijo Román mientras abría el compartimento del dinero para tomar un par de monedas viejas,previamente echadas.De inmediato,volvió a insertar una.No pasó nada,naturalmente.
"Ahora inténtelo usted" me dijo mientras me daba la otra moneda.La eché y para mi asombro,la máquina se encendió sola...sin estar conectada.
Empezó a tocar 'La Favorita Del Profesor',de Julissa.
"Quiero ser la consentida de mi profesor",sonó claramente.Román no reprimió una gran sonrisa de entre triunfo y burla ante la selección de la sinfonola.Luego salió,dejándome solo unos instantes,para regresar poco después con la sábana que cubría la sinfonola en la tienda,y con el alhajero donde el viejo Don Albino tenía las monedas antiguas.
"Tenga jefe,le harán falta.Ah,y casi lo olvido:Don Albino me pidió le diera ésto",me dijo,mientras me daba un sobre que traía en el bolsillo.
Lo tomé,le di una propina,y dejé que se fuera junto con sus ayudantes.

En el sobre había una carta de Don Albino.Al empezar a leer,la sinfonola funcionó sola de nuevo,ahora sin monedas.Tocó una ranchera,la versión original de Cuco Sánchez de 'La Cama De Piedra'.
"Hijo:" decía la carta."No puedo dejar de avisarte que la sinfonola lo mismo puede ser una bendición que una maldición.Podrás hacerla funcionar cuando quieras con sólo echarle una moneda,pero también a veces tocará sola cuando quiera que interpretes sus mensajes o que nomás pongas atención a lo que ocurre.Como habla su propio lenguaje,te tomará un tiempo aprender a descifrar sus mensajes.Lo más difícil sin embargo,será acostumbrarte a que no puedes hacer nada con la información,por útil y clara que sea.Serás un testigo mudo de la continua pugna entre los ángeles de luz y oscuridad.Instintivamente siempre sabrás cuándo cada canción corresponde a cada bando.Cuando oigas que la máquina toque 'El Tango De La Muerte' de nuevo,sabrás que te quedarán sólo 12 horas de vida.Pero no te preocupes mucho por eso,ya que eso sólo se confirmará si aparece otra persona que sea capaz de hacerla funcionar también.La señal definitiva,será si toca de nuevo la versión vieja de 'De Buen Humor'".

"En estos largos años,llegó un momento en que no pude soportarlo más,y por eso sólo arrinconé el aparato lo más que pude en la tienda.Sólo así pude continuar llevando una vida más o menos tranquila,ante los horrores de un mundo que parece cada vez más decadente.Y lo peor es no saber realmente cuáles ángeles son los verdaderamente malignos y cuáles los verdaderamente altruistas.No importa si son de la luz o la oscuridad,ya verás que igualmente algunos son como verdugos sádicos,y otros como musas compasivas".
"No pierdas tu tiempo tratando de deshacerte de la máquina o destruirla.Yo lo intenté de todo.Hachazos.Lumbre y gasolina.Tirarla desde la azotea.Incluso regalarla a un coleccionista ruso.La sinfonola siempre permanecerá intacta y de vuelta contigo,protegida por los mismos ángeles que desean que cuides sus registros.Lo mismo ocurrirá si intentas suicidarte o quedarte sordo".

"Sólo lamento no haberte conocido mejor,para darte más indicaciones de lo que podrías hacer.Que estés bien y Dios te bendiga por la pesada carga que ahora tienes".

Nunca vi más al viejo Don Albino.Cuando regresé a la mañana siguiente a la tienda,Román estaba colocando ya un listón negro en la puerta.Don Albino murió mientras dormía,pasadas justo las 12 horas desde que lo ví,tal como había indicado en su carta.

Han pasado ya casi 15 años desde eso,y aún lo recuerdo como si hubiera sido hoy.Tal como había dicho Don Albino,la sinfonola no se reprimió en revelarme información.Información siempre aterradora,por la impotencia de saberla,y no poder hacer absolutamente nada al respecto.En varias noches,la sinfonola sonó sola,obligándome a abandonar la cama para tratar de entender lo que estaba diciendo.En otras tantas noches,mientras tocaba,me pareció ver imágenes espectrales de los ángeles,y algunas veces,a personas de tiempos pasados.A veces los espectros bailaban.A veces sólo escuchaban y contemplaban en silencio.Una de las veces más aterradoras,aparecieron unos sujetos que parecían jugar cartas en un cabaretucho.De pronto,uno se puso de pie al creer que otro hacía trampa,y lo mató a tiros.Luego,el asesino volteó a verme y me dijo:"Sí,también podemos verlo,caballero".

La sinfonola es como el macabro soundtrack de los noticieros.Con mucha frecuencia ha tocado por su cuenta mientras las noticias pasan por el radio o la TV.El día de muerte de Lady Di,sonó Paul Anka con 'Diana',seguido del 'Réquiem' de Mozart.El momento exacto de la muerte del Papa,horas antes de que siquiera lo confirmaran los noticieros,sonó la canción clásica de Roberto Carlos.
Irónicamente,desde poco antes del triunfo de Felipe Calderón y la derrota del Peje Obrador,y cada vez que ambos hacen alguna declaración,la sinfonola toca alguna de las canciones del dueto Pimpinela.Cuando sale alguna noticia de incendios forestales,suena 'Mi Árbol Y Yo' de Alberto Cortéz.
Cada que un huracán va a inundar alguna zona,suena 'El Chubasco'.El otro día,casi me da un colapso nervioso al oir de repente 'Goodbye Cruel World' de Pink Floyd.

Y yo,no soy nadie.
Sólo un rostro anónimo en la ciudad,como tantos otros.Pero yo entiendo el lenguaje de los ángeles.Ellos me obligan a escucharlos.Soy su público cautivo.Y aún me pregunto,si,tal vez,sólo esperan que les aplauda.

  Tags: ,  
  Status:  ...  
  Soundtrack: In The Mood - Glenn Miller's Band  

Commentcomments/permalinkReplysay something   
Previous Entry Share Next Entry